Sanofi

10 cosas que aprender de las personas altamente creativas

¿Qué hace a alguien creativo? ¿Qué es la creatividad? Muchas personas asumen que la creatividad es algo que alguna vez tuvimos cuando éramos niños y que la mayoría de nosotros perdió, excepto unos pocos excéntricos que lograron aterrizar en codiciados trabajos 'creativos' en su vida adulta.

La ciencia ha demostrado, de muchas maneras, que todos somos creativos, pero que la creatividad toma muchas formas. Entonces, ¿qué podemos hacer para hacer uso de esta flexibilidad cognitiva?

Estos son algunos de los hábitos que recomendamos para que tu creatividad fluya.

1. Sé apasionado 

La pasión es el combustible emocional que enciende la creatividad, pero es sólo el comienzo de la aventura creativa. Las personas quieren hacer realidad sus ideas creativas, equilibran el entusiasmo inicial con la estrategia realista y acciones que los llevan más cerca de sus objetivos finales. Sigue tu pasión, de todas las maneras posibles, pero asegúrate de no hacerlo a ciegas - fíjate metas, y sigue un camino hacia ellas. 

2. Deja tu mente deambular

A pesar de todo lo que se les ha dicho en la escuela y en sus casas, la gente creativa sabe que el soñar despierto es una forma importante de hacer fluir sus ideas, y ciertamente no es una pérdida de tiempo. Dejar que tu mente deambule y vaya sin rumbo puede obtener grandes mejoras en el pensamiento creativo, y puede ayudarte a relajar lo suficiente para hacer el quiebre que necesitas. Un consejo que podrías seguir es tomar por lo menos a 5 minutos de cada hora para permitirse soñar despierto. Haz un bosquejo o garabato, incluso pasea o recuéstate. Un escritor, con el que trabajaba, tomaba pequeñas siestas de 20 minutos debajo de su escritorio, despertaba, y escribía sin parar por 3 horas ¡Intenta algunas de estas ideas y mira cómo afecta tu trabajo!

3. Ten tiempo a solas

Cuando te encuentras rodeado constantemente por otros, tu mente se centra en ellos y las cosas que suceden a tu alrededor. Esto puede evitar que pienses hacia tu interior, que es lo que se necesita hacer para enfocarse y alcanzar la propia-reflexión que tu mente creativa necesita. Nuestras mejores ideas no tienden a venir a nosotros cuando nos concentramos en el mundo exterior, así que necesitas hacer tiempo para ti. Toma cualquier oportunidad que tengas para  pensar, hacer nuevas conexiones y encontrar nuevos significados. El tiempo solo puede no ser siempre aceptado socialemente en la sociedad moderna, pero es crucial para accionar la creatividad y golpear ligeramente tus pensamientos y tu mundo interior.

4. Usa tu intuición

Quizás hayas oído hablar algo acerca de la teoría llamada “cerebro rápido y lento”, o el “pensamiento rápido y lento”. Tu intuición es una parte importante de este sistema, con el “cerebro rápido” ayudándote a hacer nuevas conexiones con tu conocimiento actual, ayudándote a generar ideas creativas, y el “cerebro lento” ayudándote a explorar estas ideas y a resolver sus aplicaciones y usos. ¡Es bastante difícil darte consejos en cómo utilizar activamente tu intuición 'rápida' y 'lenta' del cerebro, pero un buen comienzo sería absorber tanto conocimiento como puedas sobre tu búsqueda creativa, y después ir con tu instinto!

5. Sé abierto de mente

Tener una actitud abierta hacia nuevas experiencias ampliará tus horizontes y expondrá tu mente a una nueva inspiración y rutas a la creatividad. El deseo de aprender puede tener un impacto mucho más profundo en la calidad del trabajo creativo que intelecto puro solamente, por lo que debemos esforzarnos en aprender tanto como podamos, todo el tiempo. Si quieres mejorar tu creatividad, debes intentar una nueva ruta creativa, o intentar expresarte en un medio distinto. Esto puede ser tan simple como tomar una ruta diferente hacia y desde el trabajo, o buscar a un grupo de personas con  intereses distintos a los tuyos, de las cuales puedes aprender algo. Tener la mente abierta te ayudará de diferentes maneras con tu creatividad. Significa que estarás más abierto al cambio, a la innovación, y a las ideas de otros, así como de sugerencias en cómo mejorar tu propio trabajo creativo.

6. Enfócate

Aunque estar consciente del momento actual, sin distracción o juicio, es una habilidad vital para cualquier persona que busque alegría y realización en su vida, es particularmente importante para quien busque tener un pensamiento más creativo. El estar consciente de esto puede beneficiarte de muchas maneras, como ayudarte en la concentración durante las tareas, mantener tu capacidad de concentración, ser empatico y mostrar compasión, e incluso mejorar tu comprensión y aprendizaje. Muchos de éstos están conectados con la creatividad, así que intenta ser consciente de lo que haces y con quien trabajas durante el día.

7. Sé sensible

Además de la concientización, una naturaleza sensible va a menudo de la mano de la creatividad. La gente sensible está en armonía con sus sensaciones, y las sensaciones  alrededor de ellos. Ella conecta los puntos entre las acciones, las reacciones y las emociones. La sensibilidad puede también significar ser más consciente de tus alrededores, y el efecto sensorial que el mundo tiene en ti. Si es sonidos, olores, vistas, o apenas algo sienten, gente sensible están en contacto con su conexión al mundo

8. Juega

 No tengas miedo de dejar salir tu niño interno. La investigación ha mostrado que mezclar el juego y el trabajo en adultos, en un cierto plazo, podría llevar a mayores momentos de inspiración y de crecimiento creativo.

9. Encuentra el rayo de luz

Las cosas no siempre van a tu manera. Con toda honestidad, las cosas van raramente como uno quiere en industrias creativas, así que es importante poder experimentar pérdida y derrota de una manera positiva. Si piensas en cuánto arte y creatividad ha sido inspirada por la lucha y el sufrimiento, verás cuántas de las emociones negativas harán de  catalizador para producir un trabajo creativo asombroso. El secreto es utilizar nuestras experiencias negativas para aprender, luego  asumirlas y abandonarlas.

10. Piensa hacia un lado

Nadie descubrió nada nuevo pensando igual que todos los demás. Si la gente creativa comparte una cosa entre ellos es su renuncia a permanecer dentro de los límites encajonados del pensamiento convencional o 'normal'. Al elegir hacer las cosas de manera diferente, los pensadores creativos aceptan los riesgos de incertidumbre y fracaso, pero también abren la puerta a la innovación y al descubrimiento. El secreto de aplicar este principio a tu vida cotidiana es “no tener miedo al  fracaso”. Fallarás no cientos, si no miles de veces antes de encontrar la respuesta correcta o descubrir algo nuevo. ¡El ensayo y error es la madre y el padre de la invención, así que no tengas miedo de utilizarlas para dar a luz a tus ideas – no importa qué tan confuso se torne!

CUENTA TU HISTORIA

Completa el formulario a continuación y envíalo al equipo Pharmaton®

Cuéntanos de ti

Al enviar esta historia consiento que su contenido sea adaptado
y publicada en la pagina web de Pharmaton ®
CAMPOS OBLIGATORIOS*